El Simposio de Tokio: dando a luz a la Declaración de Fuji

blog-detail-thumb

El Simposio de Tokio: dando a luz a la Declaración de Fuji

Por: La Declaración de Fuji

Vinieron de todas partes del mundo, de diferentes campos de acción, de diversos credos religiosos, y de muchas nacionalidades.50 líderes del pensamiento se reunieron en la Universidad de las Naciones Unidas en Tokio el 15 de Mayo, 2015 para celebrar una idea de estos tiempos: la Declaración de Fuji. La Declaración de Fuji fue originalmente escrita por el Dr. Ervin Laszlo del Club de Budapest, y Hiroo y Masami Saionji de la Fundación Goi para la Paz. Juntos, este y oeste, han afirmado la chispa divina en el corazón y la mente de toda la humanidad. Y aún antes de su lanzamiento oficial, 200 signatarios fundadores y 60 organizaciones, y más de 2.000 individuos han firmado con orgullos este documento.  Como dijo el Sr. Hiroo Saionji al comienzo del Simposio, “una vez que hayamos alcanzado el alineamiento de la masa crítica, estaremos en camino de crear una nueva civilización más armoniosa.”

La Sra. Masami Saionji explicó como la Declaración de Fuji va a facilitar la rápida transformación de la humanidad, alentándonos a unirnos y a vivir en armonía con las leyes universales y a superar las condiciones caóticas que hoy existen en la tierra. El Dr. Ervin Laszlo explicó la ciencia detrás de la Declaración de Fuji. Recordó que el físico Max Planck definió al universo entero como un conjunto de vibraciones “en fase”, un sistema coherente que funciona como Uno y  que crea vida.  Esta unidad es la naturaleza más fundamental de la realidad, el latido de la vida misma. La Declaración de Fuji es la portavoz de que la chispa divina no solo está dentro de nosotros: somos la chispa divina.

Los eventos del día fueron intensamente interactivos, diseñados para combinar las reflexiones personales, las discusiones grupales formales e informales, y un proceso de grupo para producir dos cosas: una declaración y un conjunto de estrategias para cada uno de los siete campos de actividad humana.  El objetivo era el de tejer un rico tapiz de visiones conjuntas de como la Declaración de Fuji puede inspirar y dar poder a las acciones co-creativas hacia una nueva civilización que honre la chispa divina dentro de cada individuo. Luego los delegados intercambiaron en grupos pequeños lo que más los impactaba sobre la Declaración de Fuji y que fue lo que los inspiró para participar en el Simposio de Tokio. Todos reunidos finalmente compartieron preguntas fundamentales sobre la vida misma contenidas en la Declaración de Fuji.

Cinco de los representantes: Duan Elgin (USA) autor, Nina Meyerhof (Suiza/USA) educadora, Kazuo Murakami (Japón) científico, Patrick Cowden (Alemania) negocios, y Eliane Ubaliforo (Rwanda/Canadá) experta internacional en desarrollo; compartieron aquello que guió sus vidas y dio forma a sus propósitos. Hablaron emotivamente acerca del concepto de un universo viviente, la educación para la consciencia de unidad, la posibilidad de identificar las raíces del altruismo en el genoma humano, como  permitir a todos la experiencia de la dignidad, y la protección de nuestro planeta a través de una sociedad próspera y pacífica.

Luego del almuerzo, vivificado por comunicación por la red, cada uno fue asignado a un grupo para encontrarse en sesiones paralelas para discutir la forma de moverse hacia una nueva civilización, encarnando la Declaración de Fuji en varios campos de acción: 1) Economía y Negocios, 2) Educación, 3) Medio Ambiente, 4) Medios/Cultura, 5) Política, 6) Ciencia/Consciencia, 7) Espiritualidad/Religión. Los grupos debían  compartir historias relacionadas con el propósito de vida, identificando los signos de cambios en las áreas de trabajo; identificar signos de cambio en sus área de trabajo;  co-crear una visión basada en lo que está emergiendo en sus campos de acción; y compartir ideas para la acción.

Cada grupo informó al grupo sobre sus fascinantes descubrimientos, ofreciendo un verdadero caleidoscopio de intuiciones y sugerencias prácticas para el progreso hacia una consciencia humana nueva y floreciente.

  • El grupo de Economía y Negocios tuvieron la visión de una economía de negocios que trascienda los paradigmas existentes poniendo como lo más importante la paz, el amor, la confianza, la generosidad y la interconexión.
  • El grupo de Educación imaginó sistemas educacionales transformados para fomentar su más alto potencial humano a través de la auto-realización de la chispa divina.El grupo de Medio Ambiente y Tecnología propuso conceptos de diseño, producción y consumo consciente; y visualizaron  comunidades co-creativas  integrando el corazón la mente y el alma.
  • El grupo de Los Medios, en un informe creativo crearon un programa de Noticias de las 5 de la tarde, de la Declaración de Fuji, y aplaudieron el cambio creado por la democratización de los medios sociales que permiten que muchas voces sean escuchadas.
  • El grupo de Política, Gobernabilidad y Activismo Social se comprometieron a catalizar el cambio en la consciencia colectiva a través del cuidado del ambiente, alentando al sector voluntario, transformando nuestro concepto de seguridad,  reconstruyendo la confianza en las comunidades, cultivando la responsabilidad por el futuro, y creando un ecosistema de soluciones a través de redes descentralizadas y entre muchos.
  • El grupo de Ciencia y Consciencia visualizaron un despertar espiritual basado en las ciencias naturales que concibe la consciencia como amor, expandiendo, transformando y evolucionado la consciencia de tal forma que pueda revelarnos el poder de la coherencia y la resonancia.
  • El grupo de Espiritualidad y Religión vio el reconocimiento de la chispa divina dentro de nosotros  como una forma de crear respeto hacia la originalidad de cada tradición, viendo al otro como hermano y hermana, inspirando a las personas de todos los credos  a un servicio mayor: la comunidad de la tierra.

Como una oportunidad final de expresar su voz, se pidió a los delegados a hacer un momento de silencio, y luego compartir una intuición, algo de lo ocurrido ese día o algo que se llevaban de ese día a sus casas. Las simple pero profundas palabras de esperanza y sabiduría que circularon alrededor del salón parecieron cristalizar la misma esencia de la Declaración de Fuji.

Los tres iniciadores de la Declaración ofrecieron breves palabras al cierre. Masami Saionji expresó su sincera gratitud, con las siguientes palabras: “Su destino es  estar aquí en este planeta para participar del gran movimiento para el despertar de la chispa divina para toda la humanidad.” El Dr. Laszlo afirmó el potencial de la Declaración de Fuji de ser la gota que crea un gran cambio en una solución. “Depende de nosotros de estar a la altura del momento y creo que estaremos.” Hiroo Saionji  hizo el cierre del día expresando su más profunda gratitud a las facilitadores, a los que tomaron notas, a los traductores, a los miembros del personal y a los voluntarios que ofrecieron su amable hospitalidad. Estuvo de acuerdo de que una renacimiento espiritual ha comenzado y dijo: “Estoy deseando que sigamos juntos colaborando en la creación de una nueva civilización.” El Simposio de Tokio terminó con una amable cena, con fotos de todos.

¡Pero el lanzamiento de la Declaración de Fuji aún no estaba completo! Dos días más tarde, todos los delegados tomaron parte en un hermoso evento de lanzamiento al pie del glorioso Monte Fuji, durante la Sinfonía de Oraciones de Paz que incluyó una meditación este-oeste al amanecer, en sincronía con Copenhague, Dinamarca; una tradicional Ceremonia de Té; oraciones guiadas por líderes religiosos de alrededor del mundo, música bellísima, discursos elevados y una magnífica Ceremonia de Banderas de Paz, con las banderas de cada país del mundo.

En el fin de semana del lanzamiento, el número de signatarios ascendió a 10.000 personas de 127 países. Hubo un total de 7.000 personas conectadas a la trasmisión global, y más de 10.000 personas presentes en el Santuario de Fuji. Y sin embargo esto es solo el comienzo. A medida de que cada persona firma la Declaración, afirmando la chispa divina en cada ser humano y comprometiéndose a crear una paz duradera sobre la Tierra, las ondas de esperanza y amor se extenderán a lo largo y a lo ancho del planeta. Como dice la Sra. Masami Saionji, la Declaración de Fuji es la afirmación de la dignidad de nuestras vidas y la admiración que sentimos frente a las vidas de los otros. Es una expresión de amor y respeto hacia toda la humanidad. Es una oportunidad para cada uno de nosotros de convertirnos en “hacedores del cambio”, una persona que re-enciende la chispa divina en cada corazón humano. Al encender esta chispa divina podemos cambiar los pensamientos, palabras, y acciones negativas,  y convertirlas en luz. Nuestras palabras brillantes se volverán la piedra fundamental de una maravillosa y nueva civilización. Ahora es el momento en el cual podemos hacer que esto suceda. La paz prevalece en la Tierra.

 

 

 

By: The Fuji Declaration

Súmate a la conversación

¡Queremos saber lo que piensas!

You’ll need to Login or Register to do that.

close

Already a member? Login.

Forgot Password?

New to The Fuji Declaration?

Create Account.

This website is a community service for signatories of The Fuji Declaration. To learn more or register by signing the declaration, please visit the Declaration page.

Continue +
close

Forgot Password?

Reset Password

Please enter your email address. You will receive a link to create a new password via email.

Stay Connected. Subscribe for Free

Get the latest updates and help bring about a flourishing, sustainable future.